Artículos / 30.Jun.2020
Una opinión de Alarico de Roque, ganadero.
Fotos: Bea Ramos y Jose Santiso.

Supongamos que cometo un asesinato, con la premeditación y la paciencia requeridas para organizarlo a la perfección y que la policía no me pille con las manos en la masa. Sigamos confabulando e imaginemos que, una vez llevado a cabo, todo ha resultado según lo previsto. Ahora llega el momento más complicado, el que me permitiría salir indemne de un delito de homicidio —más que— voluntario: cómo esconder el cadáver y que nadie lo vea.

Artículos / 23.Jun.2020
Unha vivencia de Alarico de Roque, gandeiro.

Fortes son as raíces que nos atan a esta noite, polo menos no rural. Esta noite que se converteu en botellóns de xente apiñada que non pensa nin por un momento a que se debe esa cacharela xusto nese intre. Na aldea todo é moito máis doado e, despois de días de traballo extenuante de colleita e sementeira, de suor e dor nas costas, esta noite xúntanos a todos e a todas arredor dun lume purificador, ante o que somos iguais pero singulares.

Artículos / 19.Jun.2020
Un artículo sobre las raíces de la noche más mágica del año.

El solsticio de verano era el momento más trascendental del calendario para muchas de las culturas antiguas y, sin duda, es la noche más mágica del año para la nuestra. La actual celebración del San Juan no deja de ser un conjunto de leyendas y ritos de nuestros ancestros —en gran parte olvidados—, pero ¿cuáles son sus verdaderas raíces? En este artículo os contamos de dónde proviene este festejo y por qué ha sobrevivido hasta hoy.

Artículos / 16.Jun.2020
Una vivencia de Alarico de Roque, ganadero.

Son las 7.00 horas. Suena el despertador y, aunque me siento como si hubiese dormido tan solo un par de horas, lo cierto es que han sido seis las que mi cuerpo ha descansado. Pero no son suficientes en la época del año en la que cosechamos casi todo y sembramos la mitad: la primavera.

Artículos / 11.Jun.2020
Una opinión de Madanela Eiras.

Son las nueve de la mañana de un día cualquiera de confinamiento. Sentada en el sofá mientras me tomo un segundo café, miro a la ventana y reflexiono sobre toda esta situación. La enredadera que tengo en la estantería cae desde su maceta hasta el borde del estor, recogido a media altura, doblando la punta del tallo en busca de la luz exterior: «Vaya, tú también quieres salir». Me doy cuenta de que estoy hablando con una planta, algo que mi madre me había recomendado repetidamente, pero que yo jamás había hecho hasta ahora. Quizás la cuarentena me está afectando más de lo que creía, o quizás, simplemente, estoy perfilando una perspectiva más amplia de la vida.

Artículos / 08.Jun.2020
Una opinión de Sabela Zendalla.

En un momento en el que el mundo parece haber enloquecido con mil y una medidas de actuación —reales y fakes— frente al ya «personaje del año», el coronavirus SARS-CoV-2, y en el que, mientras unos se pasan de frenada en precaución, otros se lo toman a la ligera y le restan demasiada importancia, me gustaría realizar una particular aportación en este tema.

Artículos / 19.May.2020
Una opinión de Alarico de Roque, ganadero.

En Empatizar desde el confinamiento os contaba lo poco que esta cuarentena que estamos viviendo cambia la vida en una granja. Lo cierto es que todo sigue más o menos igual, salvo por el hecho de que los profesionales y proveedores que nos visitan diariamente, y que al principio del estado de alarma usaban las más básicas barreras para evitar contagios, ahora extreman las medidas de prevención y las cumplen a rajatabla. Esto no es una llamada de atención, pues muchos de ellos ni siquiera contaban con todos los equipos de protección individual —EPI— que eran necesarios, sino, simplemente, una confirmación de que la gente se va concienciando cada vez más del riesgo que supone la COVID-19 para uno mismo y para la sociedad. Parece que las cifras de esta pandemia provocan en nosotros el afloramiento de ese sentimiento que tanto me gusta mencionar: la empatía.

Artículos / 17.May.2020
Un artigo de Alarico de Roque, gandeiro.

Cadaquén festexa este día á súa maneira: día da patria, da matria, das letras galegas, da lingua galega… En fin, que cada un lle dá o seu propio sentido. Certo é que me doe ver como nalgúns dos casos se usa máis como unha propaganda cultural, que nin eles mesmos cren e que fan por obriga institucional, pero non escribo isto para criticar, que este é un día demasiado grande para meterse nesas brañas.